Ventas por Whatsapp +5715142316

Blog

Mercadeo Dugotex

Publicado el junio 20 2020

Blog

 

  QUERIDO PAPÁ:

 

¡Es increíble! A veces me encuentro contigo a través de mí: en la forma en que duermo acurrucada de medio lado; quizás con ese gesto innato que tenemos cuando vemos la tele; o talvez en las palabras que usabas para corregirme cuando querías aconsejarme. Soy una mamá que tiene tu reflejo en cada receta al cocinar, en la valiosa forma que tenías para sacarme de mis emociones más tristes; en la creatividad, donde solo bastaba la imaginación para inventar un planeta de juegos que solo entendíamos tu y yo.

 

Has sido y serás mi inspiración profesional: cuando recuerdo cada esfuerzo que hiciste por cumplir los sueños de la familia; devolver imágenes de esos días en que preparabas tus exposiciones porque venían decisiones importantes en la empresa; seguir insistiendo en aprender y mantenerte vigente, porque como decías: “el mundo cambia constantemente y debemos mantenernos al ritmo en cada profesión”.

 

Alguna vez dibujé un sueño en mi vida amorosa, quería un compañero ideal. Por supuesto, aquel príncipe de cuento de hadas no iba conmigo; quería compartir con alguien que tuviera tus valores, tu fortaleza y liderazgo. Ese ser auténtico que me llevara de la mano, como tú lo hacías en nuestros paseos al parque, cuando nos divertíamos con aquel amigo de cuatro patas que nos sacaba miles de risas.

 

Definitivamente, hoy me veo al espejo y te veo a ti. Rebobino aún más la película y sé que tus días de infancia y juventud eran otros tiempos, pero alimentaban una persona genuina que no reparaba en persistir y no desistir en cada proyecto que se metía en su alma.

 

Hoy todos esos juegos, sueños, historias y consejos ya son parte del mundo que has creado con tus nietos; y lo que algún día nos parecía muy lejano, el tiempo y la vida no han dado tregua para llevarlo a cabo.

 

Un eterno gracias papá, por ser lo que soy; por brindarme lo que fuiste; por ese legado que dejarás…